jueves, 25 de marzo de 2010

El racismo texano

Es cierto que, pese a que las cosas han ido cambiando y para bien, en lo que al racismo se refiere. Es cierto que hoy las minorías, tienen los mismos derechos que cualquier otro ciudadano, al menos en las democracias occidentales y, al menos también, sobre el papel.
Pero no es menos cierto que el racismo sigue presente a día de hoy; y podríamos pensar que, en efecto, el racismo es fruto de la ignorancia, del miedo a las otras culturas, y por tanto, algo que fundamentalmente afecta a individuos sin estudios, de las clases sociales más bajas y con menores recursos. Ésa es, no lo voy a negar, una de las causas del racismo, el puro desconocimiento de las demás razas y culturas. Y no es que esté de acuerdo con estos individuos, pero aún así, haciendo un gran esfuerzo, puedo entender su postura (ojo, que no compartirla).
Pero el esquema se me rompió ayer noche, cuando el ex-presidente de los Estados Unidos de América, George W. Bush, estando en "misión humanitaria" en Haití, junto al tambén ex-presidente norteamericano Bill Clinton, tras saludar y estrechar la mano de los haitianos afectados por el terrible terremoto de hace un mes, seguidamente se limpia la mano, si, he dicho SE LIMPIA LA MANO que había estrechado a los afectados por el terremoto, a la camisa de Bill Clinton, disimulando su repugnante gesto, impropio de un ex-presidente de cualquier estado democrático y moderno (como dice que es EEUU) como si de un saludito a Clinton se tratara.
Vergüenza ajena, eso es lo que me ha hecho sentir ese pistolero texano. Os dejo el video, para que lo veais por vosotros mismos.


http://www.youtube.com/watch?v=niZ4SxTgpYE

No hay comentarios:

Publicar un comentario