viernes, 19 de marzo de 2010

La vergüenza del fútbol...



Sé que a muchos de los que lean este post les cabreará, incluso les parecerá incomprensible e inadmisible que alguien saque este tema a relucir o, por lo menos, que lo haga en estos términos. Pero ya no aguanto más. No quiero aguantarme. Estoy harto. Y no es justo. Pones la televisión, con la esperanza de ver “algo” que sea mínimamente interesante y ahí está él…a cualquier hora, del día o de la noche, en los programas de corazón y también en las noticias. Hablo de Cristiano Ronaldo, el último gran “galáctico” del señor Florentino, la última gran estrella del Real Madrid, un señor sin los más básicos estudios, que cobra la friolera de…13 MILLONES de euros al año por…pegarle patadas a un balón, y en ello no se incluyen los ingresos por publicidad u otros. Y lo más repugnante es que no es el único. Cuatro niñatos que sin la más mínima formación, cobran cantidades estratosféricas, y lo que es mas absurdo aún, sin proporcionar el más mínimo beneficio al conjunto de los españoles. Y es que la mitad, por no decir la gran mayoría de esos sujetos, de esos pijillos multimillonarios, han fijado sus residencias en paraísos fiscales, tales como Andorra, con lo cual eluden el fisco Español.
Dicho de otro modo, en esta época de crisis, cuando la gran mayoría de trabajadores, muchos de ellos con estudios universitarios o superiores cobran, y a duras penas, 1000 euros al mes, después de estudiar o formarse durante tropecientos años, y cumplen con sus obligaciones fiscales (algunos funcionarios públicos, sufren retenciones de hasta un 20 % en sus sueldos), esos otros sujetos continúan viviendo la vida loca, pues a ellos no les afecta. No sólo sus sueldos son de lo más elevados, sino que, aún encima no pagan los impuestos de los que se nutren nuestros servicios públicos, tales como la sanidad, la seguridad, etc..
Y me pongo en el más repugnante de los casos. Los científicos que trabajan en nuestro país cobran sueldos de lo más modesto, al menos en comparación con los futbolistas y sus jornadas “laborales”. Los científicos que, entre otras misiones, buscan la cura contra el cáncer, el SIDA, intentan desarrollar nuevas tecnologías que nos hagan la vida más fácil, los trabajos más seguros, etc…Y científicos que, por supuesto, cumplen religiosamente con Hacienda, además de trabajar jornadas intensas y que la gran mayoría de las veces, se extienden fuera de su jornada laboral teórica, ya que la no menos repugnante burocracia de nuestro país, les roba en papeleo, casi un 40 % de su tiempo, tiempo que se podría dedicar a investigar, con mejores resultados.
Por otra parte, el Estado ofrece las Becas ADO para los deportistas, ciertas ayudas y financiación para e deporte, algo que no tendría nada de malo sino fuera porque nuestro país es uno de los que menos presupuesto de investigación tiene.
Pero tenemos lo que nos merecemos, a juzgar por los resultados de la Tercera Encuesta Nacional de Percepción Social de la Ciencia, encargada por el ministerio del ramo, y que nos despierta a la realidad a base de bofetadas: primera bofetada, sólo el 45 % de los encuestados creen que la ciencia nos aporta más beneficios que perjuicios. Segunda bofetada, más sonora aún: sólo 1 de cada 10 españoles considera que los temas científicos son de su interés, muy por debajo del deporte (30 %), el cine (25 %), y etc…
Y tercera bofetada, aún más fuerte si cabe: preguntados por si estarían de acuerdo en subir los presupuestos de investigación, sólo el 29 % de los riojanos y madrileños (los que más) estarían de acuerdo; pero si hablamos de las cifras en Galicia, (las más bajas), sólo el 4 %. Vergonzoso.
Y es que la sensación que uno tiene al ver todo esto, es que somos un país de burros; no me extraña que los niños de hoy, al preguntarles que sobre qué quieren ser de mayores, respondan ellos que futbolistas, y ellas que modelos.
De pena…

No hay comentarios:

Publicar un comentario