viernes, 4 de junio de 2010

Crítica de Cine: Prince Of Persia: Las Arenas del Tiempo

Ya que es la primera vez que escribo en el blog haré una pequeña introducción de lo que me gustaría hacer.
Como bien dice el título, trata de críticas de cine (si, crítica en toda regla), para ser más exactos, cine que, a mi parecer, no merecería ni situarse en dicho contexto.
Intentaré hablar por lo menos una vez a la semana de una película de cartelera (así puede que coincida que alguno de vosotros la vea y podamos discutir sobre ella). ¿Por qué de cartelera?, pues porque el abanico de películas malas que se me pueden venir a la cabeza y de las que podría decir cualquier barbaridad es demasiado grande para saber de cual hablar (no querría revivir "La Casa, "Simone", "Monstruoso", "La Máquina de Bailar", "Dragon Ball Evolution", "MI:2"... y un montón más que todos tendréis en vuestra lista negra y por las que no os gustaría pagar a no ser que fuerais engañados como me pasó al ir ver Alicia en el País... del cine sin ritmo y predecible).
Me gustaría que en vez de criticar un film "complicado" a la semana pudiese hacerlo de uno "agradable" pero sería vivir en una utopía......comienzo pues!!!


Teniendo en cuenta la afición actual por crear
largometrajes basados en comics o videojuegos, ya tardábamos en ver una película que posee como protagonista a ese personaje que llegó a MS-DOS allá por 1989 (y a continuación a Comodores, Ataris, NES, Mega Drives) y que a más de uno (que estaban experimentando los albores de la era PC) dejó prendando con este monigote que saltaba, mataba esqueletos, persas gordos... y moría atravesado por pinchos que salían de suelo.
Más adelante apareció la segunda parte de este exitoso juego hasta que en el 2003 decidieron dar el salto al 3D con el título que da nombre a la película, sucediéndole unos cuantos más de los que me temo que también sufriremos en la gran pantalla.

Consecuencia (retomando el principio del párrafo): que, cuanto más éxito tiene un juego o un cómic, más difícil es igualarlo en cine y, por lo tanto, más grande es la caída.
Realidad: que a pesar de que sea un género que genera mucha espectativa, los directores / productores no saben como equilibrar el pasado del producto con la comercialidad del mismo, llevándolos a la mayoría de los casos al cataclismo del producto.

Ya sabéis de donde viene la película.

Intentaré no desvelar mucho de la misma por si tenéis intención de verla.

Producida por Walt Disney Pictures y dirigida por Mike Newell, con una duración de casi 2 horas, Prince Of Persia: Las Arenas del Tiempo, nos sitúa en la persia medieval donde un niño nacido en la vagabundidad es adoptado por el rey y años después intentará salvar a su pueblo de un tirano que pretende desatar las arenas del tiempo (las cuales permiten viajar en el tiempo) a pesar de que ellos pueda causar el fin del mundo. Vale, un argumento poco común ¿¡no?! el del director de "Cuatro bodas y un funeral" o "Harry Potter 4".
Acompañan en la aventura Jake Gyllenhal ("Brokeback Mountain" ,"Jarhead" o "Donnie Darko"), la guapísima Gemma Arterton ("Rock n Rolla" o "Furia de Titanes") y, por fin, un actor de verdad como Ben Kingsley ("Ghandi", "La Lista de Shindler" o "Shutter Island"). Completando así al héroe, la guapa y el hermano traidor...

http://www.uruloki.org/felipeblog/images2010/20100311-prince-of-persia-las-arenas-del-tiempo.jpg

¿Qué decir de la película? Entretenida, decorados impresionantes, cámaras y efectos imposibles pero que cada vez llegan menos para contentar ya que a día de hoy fingir que el mundo se derrumba o una persona es capaz de saltar veinte metros es algo a lo que ya estamos demasiado acostrumbrados a ver.
Si somos capaces de abstraernos un poco de nuestras espectativas podremos verla de principio a fin sin perder la calma. Eso si, repleta de elementos a mi parecer sobrantes (no vamos a centrarnos en que la historia no siga la original) como relentizar la cámara para ver lo guapo que es el prota y las hostias que pega, o simplemente, intentar enfatizar momentos que carecen de importancia deteniendo el tiempo. Otro aspecto a criticar son los diálogos sin sentido o los momentos de humor (que no vienen al caso) sacados de comedia americana.
La única relación estrecha con el videojuego recae en los movientos de los personajes en momentos de acción a lo Assassins Creed o en las luchas contra una especie de "Ninjas Assassin" (otro peliculón, jaja) /monjes milenarios a las órdenes del traidor ricachón de turno.

Lo dicho, un filme simple y moderno, que no intenta parecer lo que no es, entretenido si no se le hace mucho caso, pero con diálogos aburridos y un archiconocido argumento que narra las historias de un héroe que salva a su país, es aclamado , gana el amor de la reina y es duro como "El Rey Escorpión" y bondadoso como "Aladín".

Mi puntuación: 4/10



PD: Me he centrado en los aspectos generales del la película sin entrar en profundidad a la hora de analizar escenas ya que me parece que la trama general se resume facilmente y no merece la pena detenerse, ya que repite continuamente el tipo de escenas y la trama no posee apenas mayor dificultad que la que podamos ver al visualizar el film.

No hay comentarios:

Publicar un comentario