domingo, 28 de noviembre de 2010

Confirman la existencia de planta nuclear en Corea del Norte

En secreto y a una velocidad notable, Corea del Norte construyó una instalación moderna para el enriquecimiento de uranio, según un científico nuclear estadounidense, cuya versión suscitó temores de que el país asiático intensificó su programa atómico a pesar de los apremios en contra de la comunidad internacional.
El científico, Siegfried Hecker, dijo en un informe difundido el sábado que durante un reciente visita al principal complejo atómico de Yongbyon, en Corea del Norte, fue llevado a una instalación de enriquecimiento de uranio a pequeña escala en Corea del Norte.
Afirmó que el lugar tenía 2 mil centrífugas nuevas y que las autoridades norcoreanas le aseguraron que el lugar producía uranio de bajo enriquecimiento para un nuevo reactor. Al parecer, dijo, las instalaciones son para generar energía nuclear con usos civiles.
El científico describió como "sorprendente" el panorama que tuvo ante sí de las centrifugadoras y que constituyó su primer vistazo de la instalación. "La planta de enriquecimiento de uranio era ultramoderna y limpia", declaró.
Hecker, ex director del Laboratorio Nuclear de Los Alamos, dijo que desconocía qué intenciones tenía Corea del Norte al permitirle que visitara el área que antes era secreta. Corea del Norte permite con regularidad inspecciones de su programa nuclear secreto al laboratorio de Los Alamos.
La revelación podría tener como propósito el afianzamiento del gobierno norcoreano en momentos en que prepara la transferencia del poder del gobernante Kim Jong Il a un hijo joven de éste y que no se ha probado.
En momentos en que Washington y otros gobiernos occidentales endurecen sus sanciones, la develación de las centrífugas también podría ser un intento de Pyongyang para propiciar la reanudación de las conversaciones internacionales que buscan un desarme nuclear de Pyongyang a cambio de que reciba asistencia y las cuales se encuentran estancadas.
Cualquiera que sea la razón, las nuevas centrífugas vuelven a suscitar preocupaciones en el gobierno del presidente Barack Obama, el cual ha evitado las negociaciones directas con Corea del Norte, después de las pruebas nucleares y con misiles que Pyongyang efectuó el año pasado y la investigación internacional que atribuyó a un torpedo norcoreano el hundimiento en marzo de un barco de guerra surcoreano, cuando perecieron 46 marineros.
El Departamento de Estado norteamericano anunció que el enviado especial del gobierno de Obama para Corea del Norte tenía previsto iniciar el domingo una gira por Corea del Sur, Japón y China.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Un poco de historia


Algunos la veneran, honran y respetan; otros, por el contrario la injurian, queman y odian; para algunos es una de las más vistosas y bellas que se pueden encontrar; para otros en cambio, sus colores la hacen demasiado “cantosa”. Hay quién la quiere con el águila y quien por el contrario, la prefiere tal como hoy la conocemos. Y por supuesto, algunos la prefieren en tres colores, dándole un aspecto distinto.

En todo caso, la bandera española (la Rojigualda), guarda tras su aspecto actual, toda una historia, que comenzó a escribirse en aquéllos lejanos tiempos de Carlos III, donde los galeones españoles, cargados de riquezas traídas del Nuevo Mundo, se enfrentaban día si y día también con los piratas y corsarios que los acechaban en el inmenso y aún hoy inseguro, Océano Atlántico.
Por aquel entonces, la gran mayoría de pabellones navales, incluidos los de uso por las flotas militares, eran predominantemente de color blanco, lo que en días de mala visibilidad, a gran distancia o incluso, sin que el viento los hiciese hondear, provocaba graves dificultades de identificación, lo que suponía en definitiva, una respuesta tal vez demasiado tardía contra una amenaza.

Así las cosas, el monarca Carlos III, ordenó a su Ministro de Marina, D. Antonio Valdés y Bazán, el diseño del nuevo pabellón naval español. En total, el Ministro de Marina propondría al rey doce bocetos distintos, de los que Carlos III escogería dos, constituidos por los colores rojo y gualda (amarillo), dispuestos en franjas horizontales; a éstos, el monarca les cambiaría las dimensiones de las granjas y los declararía reglamentarios no sólo para la Marina de guerra, sino también para la marina mercante, a través del Real Decreto de 28 de mayo de 1785, cuyo texto reproduzco parcialmente a continuación, respetando las normas ortográficas y gramaticales de la época:

“Para evitar los inconvenientes, y perjuicios, que ha hecho ver la experiencia puede ocasionar la Bandera nacional, de que usa mi Armada naval, y demas Embarcaciones Españolas, equivocándose á largas distancias, ó con vientos calmosos con las de otras Naciones; he resuelto, que en adelante usen mis Buques de guerra de Bandera dividida á lo largo en tres listas, de las que la alta, y la baxa sean encarnadas, y del ancho cada una de la quarta parte del total, y la de en medio amarilla, colocándose en esta el Escudo de mis Reales Armas reducido á los dos quarteles de Castilla, y Leon con la Corona Real encima; y el Gallardete con las mismas tres listas, y el Escudo á lo largo, sobre quadrado amarillo en la parte superior: Y de las demas Embarcaciones usen, sin Escudo, los mismos colores, debiendo ser la lista de en medio amarilla, y del ancho de la tercera parte de la Bandera, y cada una de las restantes partes dividida en dos listas iguales encarnada, y amarilla alternativamente, todo con arreglo al adjunto diseño. No podrá usarse de otros pavellones en los Mares del Norte por lo respectivo á Europa hasta el paralelo de Tenerife en el Océano, y en el Mediterraneo desde primero del año de mil setecientos ochenta y seis: en la América Septentrional desde principio de Julio siguiente; y en los demas Mares desde primero del año de mil setecientos ochenta y siete. Tendréislo entendido para su cumplimiento”.
Señalado de mano de S.M. en Aranjuez á veinte y ocho de Mayo de mil setecientos ochenta y cinco. A D. Antonio Valdés.
Así las cosas, nuestra bandera nacional actual, tuvo sus inicios en el lejano siglo XVIII; unos orígenes eminentemente navales y de tipo práctico, conservándose el diseño prácticamente inalterado hasta nuestros días, con las consabidas excepciones de las épocas repubicanas (la II República cambiaría la enseña Nacional, substituyendo del escudo la corona real por una almena de castillo, y la franja roja inferior por una franja de color púrpura) y de la dictadura franquista, donde se recuperó el esquema bicolor, pero situando como escudo el águila de San Juan, procedente de la época de los Reyes Católicos.
A modo de curiosidad, sería importante destacar que, a la enseña nacional con el águila en su centro, se la llama de forma errónea la “preconstitucional”, cuando lo cierto es que es esta la que figura en los ejemplares originales de la Constitución Española, siendo posteriormente cambiado el escudo del águila por el actual, a través de la correspondiente redacción y aprobación de la Ley 33/1981, de l Escudo de España.

Citar, por último, que en la actualidad se emplean en nuestro país varias banderas oficiales, como variantes de la bandera que podemos considerar “estándar”, y que son empleadas como distintivos de unidades militares, Altas Autoridades Civiles del Estado, el Servicio de Vigilancia Aduanera del Ministerio de Economía y Hacienda y el pabellón reglamentario para embarcaciones de recreo. A ellas se suman otras enseñas oficiales, de uso por la Armada Española (el conocido Torrotito o Bandera de Proa o de Tajamar, que se coloca en la proa de las embarcaciones militares españolas durante su estancia en puerto), o los estandartes de la Casa de SM el Rey y del Príncipe de Asturias.



jueves, 18 de noviembre de 2010

Sudán 1993 - Haití 2010


La última imagen que parece que traspasa fronteras es la de un hombre moribundo (por no lograr llegar a un hospital o por no querer atenderlo, la historia cambia según la cadena que sintonices) abandonado en la calle ante la atónita mirada de los transeúntes que pasan sin inmutarse por delante de él, sin ofrecerle siquiera una mínima ayuda. Supongo que estos transeúntes estarán acostumbrados al horror vivido en este país, y están de algún modo "inmunizados" (quizás no sea la mejor palabra para definirlo) ante toda la devastación a la que fue sometido su territorio en tan poco tiempo.



















Todos los medios nos han ofrecido la imagen de este señor desde todas las tomas posibles, con transeúntes de toda clase pasando a su lado, y enfocando todas y cada una de las partes que se pueden ver de la ciudad con el hombre en el plano.

En muchas de las imágenes y de los vídeos se podía apreciar que eran documentos "robados". Sacados desde un automóvil con la discreción que ofrece no exponerse a la vergüenza de saber que tú eres uno más de esos que pasan a su lado y no se molestan en ofrecer su ayuda.

Esta historia me ha recordado mucho a otra que hace mucho tiempo ganó un premio Pulitzer. Creo que todos tenemos en mente esa imagen sacada por Kevin Carter, un fotógrafo sudafricano que se encontró con la suerte y desgracia de participar como reportero gráfico en un reparto de comida en una aldea de Sudán.
Carter, que jamás había realizado trabajos sobre la hambruna en África, se quedó muy consternado con todo lo que se fue encontrando en ese viaje, y sacó multitud de fotografías de toda la aldea y de los niños tendidos en el suelo llorando, mientras sus padres recogían los alimentos de la expedición.
Por desgracia, a pocos metros del avión, Carter se encontró con la imagen por la que a partir de ese momento se le conocería.



















La imagen de una niña pequeña en evidente estado de desnutrición, con un buitre a sus espaldas esperando para darse un festín. Imagen para la que Carter esperó hasta el ultimo momento para conseguir la instantánea perfecta...

...y lo hizo.

Esta instantánea podría definir al ser humano perfectamente.

Kevin Carter se encontró con las más duras críticas pese a recibir el Pulitzer ya que él mismo reconocía que no sabe qué ocurrió con esa niña , cuando terminó de sacar la fotografía se subió al avión y continuó con la expedición. Él sabía que no había obrado bien, y lo sumió en una gran depresión que terminó de la peor forma posible: se suicidó.
La muerte de un gran amigo mientras realizaba un reportaje de guerra fue el detonante para que Carter se quitara la vida. Eso sí, con un fuerte pesar de no haber ayudado a esa pobre niña.


A Carter se le comparó con el buitre en infinidad de medios aunque la historia que relataban los compañeros de Carter en el viaje indicaba que eso no era más que una mala interpretación de la fotografía, ya que a escasos metros se encontraban sus padres, y suponían que la niña no murió poco después, como muchos medios habían dejado caer.


Comparando la imagen de Carter con la del señor de Haití, no logro apreciar el motivo por el cual la prensa internacional cargó contra Carter, pero, sin embargo, apremian a los autores de estos reportajes donde se ve lo peor del ser humano en primer plano.

En mi opinión, son más buitres los reporteros gráficos que están realizando estas tomas en Haití que Kevin Carter. Carter se encontró por desgracia con el hambre, sin querer ni buscarlo, mientras que los de Haití acuden por el morbo de la situación actual.

La diferencia es que Carter rápidamente se dio cuenta de su error y su conciencia no le dejó continuar con su vida, mientras que los reporteros que se encuentran en Haití, cuando acabe la epidemia se irán a otro lugar a seguir alimentando el morbo de millones de tele-espectadores y de su propio ego.

La única pregunta que se me ocurre en estos momentos para hacerle a estos reporteros es la siguiente: ¿habrá muerto ese hombre después de cubrir el reportaje?. Quién sabe...

martes, 16 de noviembre de 2010

Se acabo lo que se daba en Abu Dabhi

Está claro. El tiempo te enseña que no siempre ser el mejor te abre la puerta de la gloria, y con ello se aprende a recapacitar.
Seamos coherentes, Alonso no pudo hacer más de lo que hizo en la última carrera del mundial acontecida en Abu-Dabhi. Con un coche configurado para defender una posición ,y no para intentar atacar a los rivales, es muy complicado adelantar a un Renault que tiene una de las mejores velocidades punta de todo el Campeonato.


Red Bull coloco bien sus peones y la estrategia les salió bordada.Ferrari cogió el anzuelo y lo mordió con ganas
El equipo del Cavallino Rampante decidió que el único rival a batir debería ser Webber. Se olvidó del resto de la carrera y no se dio cuenta que una parada tan rápida en Boxes les llevaría a zona de tráfico. El accidente de Schumacher hizo que muchos coches de cambiaran ruedas para ya no volver a parar en toda la carrera, y ahí está el error del equipo Italiano. En un circuito como el de Yas Marina con esas impresionantes rectas es muy complicado adelantar a un coche que corre más que tú. Alonso solo tenía una opción.Quedar cuarto siempre y cuando Vettel aguantara la primera posición de la carrera. Y no le fue posible adelantar ni a Petrov.
Fuera del tema de la pelea por el mundial, lo que más me gustó de la carrera fue el papel de Alguersuari. Con un coche que apenas corre, y muy inestable dinámicamente hablando, fue capaz de aguantar durante 35 vueltas al Ferrari de Massa, incluso llegando a rodar al ritmo de Webber , que iba justo delante de él por detrás de Fernando.


Grande Jaime.Sin duda hay futuro español en la Fórmula 1. Sólo tiene 20 años.

Enhorabuena a Vettel por el mundial obtenido. El año que viene veremos que ocurre, ya que vuelve a haber cambios en los coches. Todos llevaran el mismo difusor, vuelve el KERS, y cambia el administrador de neumáticos(será Pirelli).
Lo que está claro es que si Alonso tiene un coche competitivo estará en la pomada. Lo ha estado este año con un coche muy inferior a los Red Bulls....

domingo, 14 de noviembre de 2010

Por Carmela Díaz

“El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz”. Teresa de Calcuta

He de reconocer que siento fascinación por la figura de Jesucristo a quien los Evangelios, además, atribuyen algunas de las sentencias más sabias del género humano; aunque tengo la sensación de que si volviese a nacer, no daría abasto expulsando mercaderes de los templos ni saldría triunfante frente a una tropa abarrotada de judas. Pero yo soy más de teresas de Calcuta que de papas romanos.

Eso no implica que reconozca -y respete- la figura de un Jefe de Estado que además es el líder espiritual de más de mil millones de personas y cabeza de la religión católica, mayoritaria entre los españoles: la Historia de nuestro país se vincula indisolublemente al catolicismo.

La Iglesia ha cometido terribles errores en el pasado -nada sorprendente hay en esta afirmación-, pero es una institución formada por hombres y las personas de cualquier condición erramos: la imperfección es implícita a nuestra naturaleza. En el presente, se encuentra alejada de la realidad y de la sociedad moderna en temas tan cruciales como la igualdad de la mujer -a la que continúa discriminando-, la forma de entender desde diversas opciones individuales la sexualidad del siglo XXI, o la permanente condena a los preservativos, cuyo único delito es salvar vidas en regiones donde las enfermedades de transmisión sexual son el pan nuestro de cada día. Deberían haber sido implacables con los sacerdotes pederastas -que además de delincuentes, son seres repugnantes-, pero es justo reconocer que por cada degenerado con sotana hay decenas de religiosos realizando una magnífica labor social, educativa, humanitaria, solidaria o caritativa a lo largo y ancho del planeta. Yo misma he sido educada entre curas a los que les atribuyo parte de mi conocimiento de las religiones (en plural), de la Historia Universal, de la Filosofía o de valores como el esfuerzo, la disciplina o una búsqueda permanente de superación personal.

Dejando de lado los pros, contras, luces y sombras de la Iglesia católica, fomentar rechazo desde las instituciones públicas a cualquier religión es anticonstitucional. Esa parece en ocasiones la actitud del gobierno de Zapatero, el mismo que acude presto a orar con Obama porque le debe resultar muy cool, pero emula al Correcaminos en cuanto el Papa pisa España -visita que nos ha dejado imágenes tan reveladoras como una atea genuflexa o los irreverentes de la corona de espinas en las primeras filas de la Sagrada Familia-. Que no es que yo ponga pegas porque Zapatero se largue a Afganistán -se puede quedar allí indefinidamente-, pero no deja de ser otra descortesía, una falta de respeto a los millones de católicos de los que es Presidente, cargo institucional que se antepone a fobias íntimas. Hasta debe haber perdido reflejos en uno de sus puntos fuertes, rentabilizar los efectos especiales del marketing: electoralmente, la imagen junto al Papa era más valiosa que huyendo de él.

Mientras Zapatero hace el canelo de nuevo y el Papa realiza desafortunadas declaraciones comparando la España contemporánea con la de la II República, parémonos a reflexionar sobre si lo que pensamos es lo que creemos, si lo que queremos creer no es lo que sentimos sino lo que nos conviene, o si lo que acabamos creyendo es lo que los demás esperan que creamos y pensemos.

La libertad del individuo de equivocarse o acertar es sagrada, al igual que lo es el respeto eterno hacia las creencias diversas que no convergen con las tuyas, porque la necesidad de creer se equipara a la libertad para creer.

“Una fe que nosotros mismos podemos determinar, no es en absoluto una fe”.

viernes, 12 de noviembre de 2010

La educación a examen




Una legislatura más, ha sido imposible que los representantes del pueblo se pusiesen de acuerdo en algo tan básico como lo es la educación. El ministro del ramo, el señor Gabilondo, ocupó su Cartera con plena disposición a negociar, a pactar, a hablar, para conseguir lo que hasta el día de hoy nadie ha logrado: una reforma educativa duradera. Pero toda su disposición y sus ganas de trabajar han caído en saco roto. No ha sido posible. Quizás no interese.

El problema es que mientras se llega al imprescindible consenso en una materia crucial para cualquier país, los jóvenes españoles seguirán sufriendo las carencias y penurias de un sistema que se ha demostrado ineficaz; tenemos las tasas de fracaso escolar más elevadas de la Unión Europea. Y eso ha de ser por algo. Personalmente, he tenido la oportunidad y el dudoso honor de ser la primera promoción de alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria, del Bachillerato y de los que vivimos el cambio de la EGB por el nuevo sistema de ciclos. Y he tenido la oportunidad de ver como quienes nos seguían en edad y, por tanto, en estudios se veían inmersos en un sistema que cada vez exige menos a los alumnos; así, cuando un alumno de la década de los 70 y 80 salía de los primeros cursos de EGB sabiendo sumar, restar, multiplicar y dividir, escribir más o menos decentemente y estudiar materias de volumen considerable, hemos ido pasando por una reducción progresiva de las materias; menos matemáticas, lengua castellana, menos ciencias; nada que ver, desde luego, lo que quien escribe estudió con respecto a lo que habían estudiado los de la generación precedente; el volumen de materia se había reducido considerablemente. Pero lejos de quedar así, la enseñanza se ha ido poco a poco convirtiendo en una formación de “mínimos”, por así decirlo, hasta el punto de que a día de hoy, los libros de texto muestran grandes fotografías y dibujos, textos resumidos en extremo y, por si fuera poco, no sea que los niños se estresen, al final de cada párrafo, un resumen en negrita de no más de dos líneas. Y el fracaso sigue sin bajar. Más bien al contrario, sube cada año.

Todavía no tengo muy clara –nadie lo tiene- la causa de que los alumnos sean incapaces de memorizar pequeños textos ultra resumidos cuando teniendo su misma edad, las generaciones precedentes deglutíamos y procesábamos gruesos textos, de los que éramos capaces de efectuar resúmenes extrayendo los contenidos realmente importantes de entre el volumen de datos que se nos presentaba. Y surge, cada día más una ligera idea del por qué de esta diferencia: estamos tratando a nuestros pequeños como idiotas. Si, como idiotas; presentándoles cuatro conceptos básicos, dándoles todo mascado y digerido, sin por tanto, forzar sus pequeños e inmaduros cerebros a desarrollarse por completo. Y es que el cerebro humano es una máquina perfecta, que requiere no obstante de un cuidadoso engrase. Y ese engrase sólo se consigue forzando la máquina poco a poco, sin pasarse –no sería de recibo que en primaria tuviesen que leerse El Quixote-. Porque el cerebro, al igual que el cuerpo humano en su conjunto, se rige por las leyes de la naturaleza y la física; esto es, buscando una situación de estabilidad con el mínimo de energía, de modo que cuanto menos ejercitamos el cerebro, menos capacidad tendremos de aprender, más nos costará estudiar y desarrollar al máximo nuestras capacidades intelectuales. Con una particularidad de importancia capital: estamos hablando de niños en plena época de desarrollo y crecimiento intelectualmente hablando, de modo que si no aprovechamos esos momentos donde la plasticidad cerebral es máxima, para engrasar y calentar a fondo la máquina, luego será demasiado tarde.
Y los profesores lo dicen: “cada día se les exige menos a los críos. Y los críos trabajan cada vez menos”. La cuestión vuelve a ser el por qué. Y el por qué se les exige cada vez menos deberían explicarlo sus señorías, que son quienes redactan las leyes de educación. Pero el por qué los críos trabajan cada vez menos es bastante claro, dejando al margen al cerebro y su engrase correcto citado con anterioridad: y vuelvo a repetirlo, los tratamos como idiotas; no ocupamos adecuadamente su tiempo de estudio, y les obligamos a tragarse a modo de chapatoria 2 líneas de palabras que han de saberse como el Padrenuestro, sin que exista una explicación previa que facilite el uso de ese resumen y que es, en ocasiones, imprescindible para formar y no para crear loritos que repiten a la perfección una o dos frases sin comprender nada de lo que dicen. Y puesto que los tratamos como si fuesen tontos, ellos que no lo son en absoluto, acaban por aburrirse y por pasar de estudiar esas 2 frases que no comprenden ni saben para qué les van a servir en el futuro, ya que en ocasiones los profesores, ni se molestan en explicárselo.

Pero parte de la culpa del fracaso escolar la tiene, al margen de los continuos cambios propiciados porque cada gobierno elabore su propia Ley de Educación, lo que hace imposible en la práctica que el propio profesorado pueda llegar a ampliar conocimientos sobre las materias para luego transmitírselos al alumno y estimularlo, la propia forma de ser de los españoles. Y es que somos unos burros. Y hasta llegamos a presumir de nuestra ignorancia; ignorancia que en ocasiones hasta se premia, como es el caso de que uno puede presumir de no hablar ni papa de inglés o de no haber pisado una biblioteca en su vida. Por el contrario, se sancionan con severidad ignorancias de otro tipo, como el no conocer los ríos y montañas de España –ahora de cada Comunidad Autónoma- o el no haber visto a la Selección Española ganar el último mundial. Y eso que, como comentaba en uno de sus últimos artículos en la revista Muy Interesante La Petite Claudine, centrándonos en los ejemplos del inglés y los ríos, el plan de estudios dedica sólo 2 añitos a la geografía y unos 10 como mínimo al conocimiento de la lengua de Shakespeare. Como diría un expresidentes del Congreso de los Diputados: “Manda huevos”.

martes, 9 de noviembre de 2010

Hablando de Videojuegos.CoD:Black Ops.

Saludos a todos, soy Fran López, el nuevo "columnista" de Pensamientos Reducidos.

Para mi primera entrada he vuelto a revisar el blog y he buscado un tema de moda del que no se ha hablado en mucho tiempo: los videojuegos. Para hablar de videojuegos, tengo que remontarme a antes del verano, cuando Mon puso un artículo sobre el Move de PlayStation.
Podría hablar de economía, pero con lo mal que va, lo mejor es hablar de lo que va viento en popa... , es decir, de la industria de los videojuegos.

Hoy voy a hablar de la última joya de la factoría Activision, el nuevo y flamante Call of Duty: Black Ops.


















Después de todo el jaleo entre Infinity Ward y Activision durante todo el año, ahora sale al mercado un nuevo título creado por los estudios Treyarch. Estos estudios estaban encasillados en la Segunda Guerra Mundial, y parecía que no querían salir de ella, pero cuando vieron los excelentes resultados de el Modern Warfare de IW y los rumores del nuevo trabajo de EA, con su franquicia "Medal of Honor", localizada en la más que presente guerra de Afganistán, Treyarch decidió dar un paso adelante y avanzar en la historia...



















Y... ¡menuda forma de hacerlo! Han pasado de la WWII a un momento histórico que nadie había explotado de este modo hasta el momento (hablamos de un juego que incorpora historia+modo de juego online casi casi infinito gracias a su sistema de logros), ¡la Guerra Fría!

Esta vez no nos encontramos ningún mensaje sobre si queremos que el juego sea duro como la vida real o blando como pasaba con ModernWarfare2, donde teníamos que decidir si queríamos ponernos en la piel de un terrorista y matar civiles o si queríamos saltarnos esa parte. Se ha especulado mucho sobre la violencia de este juego y su forma de enfocarla hasta el punto de que los propios estudios Treyarch han decidido en último momento rebajar el nivel de violencia en algunas escenas porque resultaban demasiado duras para el espectador. En principio, nos encontraremos a un nivel semejante al de ModernWarfare, dura violencia pero tristemente real.

La historia es totalmente ficticia, pero en ella podemos encontrar personajes reales (Fidel Castro entre otros), unos argumentos que habrían podido perfectamente ocupar páginas de la historia real, unas localizaciones adecuadas a la Guerra Fría: Cuba, URSS, China, EEUU... y también ponernos en la piel de un auténtico soldado y de un miembro de la CIA.

Una vez terminado el modo historia, el juego nos permite seguir explotando su contenido por medio del modo multiplayer online (como pasaba con sus hermanos ModernWarfare y WorldAtWar) y con un modo zombie (que están de moda ahora, por cierto, mucho ojo al de Red Dead Redemption, que añade muchas horas de juego extra por poco dinero) en el que podemos ponernos en la piel de Robert McNamara (Gooood morning Vieeeetnam!), Fidel Castro, Nixon o ¡del propio John F. Kennedy!



El juego ya está a la venta desde el pasado viernes y ha dejado un buen sabor de boca a todos los fans de la franquicia Call of Duty. Ahora solo nos queda esperar un año para ver cual es el movimiento de Activision para reemplazar a su ex-estudio estrella, Infinity Ward.














PS: Este juego, al igual que los anteriores, ha salido a la venta en tres packs diferentes: Normal, Edición Blindada y pack Prestigio. Esta vez el Pack Prestigio (que incluía unas Gafas de Visión Nocturna en el ModernWarfare2) incluye un Coche a RadioControl que simula un accesorio que utiliza el soldado para eliminar rivales durante el modo online.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Por Carmela Díaz


Cuando recuerdas al detalle algún suceso pasado es porque resultó trascendente para ti. He conocido hoteles míticos, pero del único que tengo una imagen nítida de mi primera vez es pisando el Ritz madrileño siendo una adolescente. El imponente lobby, el silencio, las notas de un piano, un lujo medido, la sensual escultura de Diana, las teteras de plata o la armonía palpable en el ambiente. Sigo fascinándome de igual modo muchos años después, a pesar de acudir allí cada semana a los siempre interesantes desayunos de Nueva Economía. Mientras el amabilísimo equipo de relaciones públicas, días atrás, me mostraba la exposición que han organizado con motivo del centenario -abierta al público, con visitas guiadas por las dependencias el hotel los domingos-, se paraban a mostrarme una fotografía del Salón Real completamente vacío.

-¿A qué nunca viste el Salón Real así? Me preguntaron.

-La primera vez que entré estaba completamente vacío. Fue mi inesperada respuesta.

Y es que la localización del primer gran evento multitudinario que organicé como profesional, fue precisamente en el Salón Real del Ritz. Así pues, el hotel también forma parte de mi trayectoria vital. Tallado en el parquet de dicho Salón se encuentra el escudo de Madrid, el oso y el madroño; sobre ellos, una corona, símbolo de la Monarquía reinante; durante la República fue eliminada, aunque la vinculación de este centenario establecimiento con la corona española es la esencia de su existencia. En la boda de Alfonso XIII los invitados ilustres tuvieron que ser hospedados en casas particulares debido a la que la oferta hotelera de la ciudad no era la adecuada. Ante este hecho, el propio Rey, conocedor de los estándares de excelencia de los Ritz de otras capitales europeas, impulsó la construcción del hotel madrileño. Haciendo un guiño a esa boda, el lobby estará presidido durante la conmemoración del centenario por una réplica del pastel nupcial de Alfonso XIII y Victoria Eugenia, mientras los huéspedes ya están siendo agasajados con una miniatura de tan delicioso manjar -debajo les cuento en primicia la receta de la tarta “Victoria”-.

La Historia de este hotel forma parte de la Historia de Madrid porque cada acontecimiento relevante del último siglo en la capital se ha visto reflejado tras sus muros. Su inauguración el 2 de octubre de 1910 copó titulares en toda la prensa de la época -siete pesetas costaba pasar la noche-, durante la Guerra Civil se convirtió en hospital militar, fue la residencia oficial para visitas de Estado hasta 1980, gran parte de las negociaciones de la colección Thyssen se desarrollaron en la Suite Real, 24 delegaciones internacionales lo ocuparon durante la boda de Felipe de Borbón… También ha sido espectador privilegiado de la Historia Mundial del último siglo: los movimientos de Mata Hari en el hotel llevaron a su descubrimiento como espía doble durante la II Guerra Mundial, Grace Kelly y Rainiero pasaron parte de su luna de miel en la Suite Real, Yasser Arafat dio su primera rueda de prensa desde allí… Incluso ha sido influyente en las costumbres sociales: introdujo el té en la sociedad española, bebida considerada hasta entonces sólo apta para excéntricos. La etiqueta ha sido tan estricta que las damas no pudieron acceder con pantalones hasta el año 1977, al maestro Von Karajan se le denegó el acceso al restaurante sin corbata y la bellísima Ava Gardner fue expulsada por su afición a las juergas salvajes… A cambio, la palabra “imposible” está desterrada del vocabulario del personal de servicio. Son capaces de conseguir entradas de estreno en el Real, de barrera en las Ventas o de Palco Presidencial en el Bernabéu cuando ya ni existen, tramitar los permisos necesarios para que un mexicano encariñado con un burro español lo pueda trasladar a su país, o “reconstruir” un vestido de gala quemado.

La lista de personalidades que han pasado por el Ritz es interminable. En parte puede ser por su privilegiada situación, sus miles de metros de alfombras de la Real Fábrica de Tapices, sus exquisitas porcelanas, sus sábanas de lino irlandés, sus baños de mármol, sus cerámicas orientales, sus valiosas antigüedades, su impecable servicio, o por pura convicción. El autor catalán Josep Pla hacía una curiosa comparativa con otro icono madrileño: “El hotel Palace es el hotel de los que quieren llegar a algo en la vida. El Ritz es el hotel de los que ya han llegado”. Y de los que seguirán llegando, añado. La elegancia intemporal y la excelencia son insustituibles.

TARTA VICTORIA (PASTEL NUPCIAL SERVIDO EN EL BANQUETE DE BODA DE ALFONSO XIII Y VICTORIA EUGENIA)
Componentes

Bizcocho de almendra

Crema pastelera

Pasas de Corinto maceradas en ron

Fondant (azúcar en pasta moldeable para cubrir el pastel)
Receta

1º Bizcocho de almendra

Ingredientes: 150gr de azúcar, 150gr de harina de almendra, 3gr de levadura, 3 huevos, 50gr de mantequilla fresca fundida.

Mezclar 150gr de azúcar y 150gr de harina de almendra. Añadir 3gr de levadura. Poco a poco se van incorporando 3 huevos batidos y se sigue mezclando. Por último, se añaden 50gr de mantequilla fresca fundida. Se bate hasta hacer una masa uniforme y se cuece al horno suave durante unos 20 minutos.

2º Crema pastelera

Ingredientes: 500ml de leche, 125gr de azúcar, 3 huevos enteros, 2 vainas de vainilla de Tahití y 40gr de almidón de maíz.

Calentar la leche con las vainas de vainilla abiertas longitudinalmente para que salgan las semillas y la mitad del azúcar. Mezclar el almidón de maíz con el resto del azúcar. Poco a poco, se incorpora a esa mezcla la leche caliente hasta que tenga una textura cremosa. Se añaden los huevos. Cuando el resto de la leche hierva, se retira del fuego y se tapa para fusionar bien con la vainilla. Una vez fusionado, se cuela para retirar las semillas y trozos de vaina que pueda haber y se calienta de nuevo hasta que hierva. Se mezcla con la crema. Dejar cuajar y enfriar y reservar.

3º Pasas de Corinto

Dejar macerar una cantidad suficiente de pasas (según gusto) en ron de calidad, calentando ambos ingredientes para hidratar el fruto. Colar y reservar las pasas.
MONTAJE

Cortar el bizcocho con ayuda de un molde redondo de dos tamaños diferentes que guarden relación entre sí.

Cortar los discos por el centro y rellenar con una pequeña cantidad de crema pastelera. Incorporar las pasas.

Tapar ambos bizcochos con la parte anteriormente recortada y cubrir con el fondant blanco moldeable previamente estirado con ayuda de un rodillo.

Colocar el bizcocho de mayor tamaño de base y el menor encima pegándolos con un poco de crema.

Adornos del hotel: Se decora la base de ambos bizcochos con una cinta conmemorativa y la cubierta con una chocolatina (chocolate blanco). Se pueden poner flores de oblea para decorar.

A pedruscos con la Tierra




En esta web podeis jugar a ser Agoreros y lanzar asteroides contra la Tierra.

Impact Earth

Se trata de un software de simulación adaptado de una calculadora de impatos desarrollada por la NASA en 2002, y que ahora la Universidad Purdue en Indiana (EE.UU.) y el Imperial College de Londres han adaptado y subido a la red
Funciona como una calculadora para evaluar el impacto de objetos espaciales contra la Tierra.No tiene grandes animaciones visuales, pero lo "gracioso" o macabro es que se puede comprobar el tamaño del cráter, la extensión de los incendios, la altitud de los tsunamis (si el objeto cayese en el océano), etc.



Fuente : amazings.es

Cova das Choias-Biduedo, Pobra do Brollón

Biduedo-Pobra do Brollon cova das choias en biduedo

La cueva "das Choias" está situada a en el pueblo de Biduedo, que pertenece a la parroquia de Outara, del Ayuntamiento de Pobra do Brollón, se encuentra en la carretera Lu-653 que va de Pobra a O Incio, en el Km 13, se encuentra Biduedo en un recodo de la carretera (si se mira a la derecha se verá una pequeña iglesia en un montículo). Se encuentra una señal a la derecha que nos indica Biduedo y bajamos por la carretera unos 30 metros y torcemos a la izquierda, hasta cruzar el río Cabe, subimos hasta las primeras casas y tomamos a la derecha, allí termina la carretera.

ratonero-Buteo buteo castaños centenarios en Biduedo ratonero-Buteo buteo

Desde este punto al lado de enormes castaños centenarios seguimos el camino todo recto, en nuestro caminar tenemos una vista de una casona con la iglesia en el interior del recinto. Continuamos andando y nos encontraremos a pocos metros de las entradas un cruce, seguimos a la derecha y a unos 600 metros desde las casas nos encontraremos con una majestuosa entrada, que impresiona, esta será la cueva das Choias, se llama asi porque en su grande entrada, habitaban multitud de "Choias biquivermellas", "Chovas biquivermellas" Pyrrhócorax pyrrhócorax, que tienen el pico curvado y rojo.

murcielago en cova das Choias

Ahora sus moradores son los murciélagos, llegando a haber una gran cantidad de ellos.

cova das choias en biduedo cova das choias en biduedo cova das choias en biduedo cova das choias en biduedo cova das choias en biduedo

Esta fue una cueva natural y luego los romanos la explotaron, en los siglos I-III para extraer hierro de ella, cuenta con tres niveles, uno superior, el medio que es donde se encuentra la entrada principal y tiene unos 130 metros de largo por unos 30 de ancho y otros tantos de alto. Desde esta entrada se baja por una galería al nivel inferior, donde hay otros cinco galerías que fueron explotadas en los siglos XVI y XVII, que tiene comunicación con el exterior y que hoy se encuentra tapado por la maleza. La bajada al nivel inferior, desde la galería central, no es difícil, aunque hay que tener precaución porque el suelo está muy resbaladizo.

Schistostega pennata en la cueva das choias Schistostega pennata en la cueva das choias Schistostega pennata en la cueva das choias

En esta cueva se encuentra el Musgo lumninoso o Schistostega pennata (Hedw.) Web. & Mohr, muy raro en el mundo y especialmente en España donde se citan una docena de espacios que los contienen, la Cueva das Choias fue el primer lugar que se citó en España por el botánico Casares Gil, como habitat donde se encontraba este musgo. Está en la lista roja de especies en peligro, ya que habita en lugares muy frágiles y su alteración o desaparición puede ser de forma natural o antrópica.

Cova das Chollas from Jr Casan on Vimeo.

La obtención de hierro desde muy antiguo es una tarea que no presenta excesiva dificultad y para ello se requiere el mineral, sobre todo limonita y hematita, que a partir de los 700º C, empieza a separarse el hierro del mineral. Los primeros hornos que se utilizaron para obtener el hierro eran de arcilla, tenían una abertura en la parte superior a modo de chimenea y otra por la que entraba el aire en la base. Para sacar el hierro del mineral, se mezclaban capas de leña con capas de mineral desmenuzado (para aumentar la superficie de contacto con el fuego). Mucho de este hierro obtenido no llega a fundirse del todo y aparece como con unas bolas, (parece escoria), esto se vuelve a calentar hasta que se obtiene la cantidad suficiente de metal, este metal se forja (en Galicia en las ferrerías, con mazos) y al golpearlo se van marchando las impurezas, quedando el hierro que es maleable y compacto. Este metal es muy blando y para hacerlo más duro se vuelve a meter en hornos con carbón vegetal, con lo que el hierro se carbonata, y se templan, metiéndolos en un líquido, adquiriendo mucha mayor dureza. Posteriormente se utilizó la forja catalana y finalmente los altos hornos, en los que se empleaban metales y materiales especiales para darle determinadas características al acero

Las dos experiencias didácticas que se exponen a continuación se acercan bastante a los primitivos métodos de extracción del hierro.

Este video data de los años 80 en el que participan alumnos del Daviña Rey y el profesor Faustino Salgado.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Los nombres mas raros de España

Queridos lectores, si yo les nombro el pueblo de Huerta de Rey en la provincia de Burgos seguramente no les diga nada a simple lectura.
Se trata del pueblo de España donde se pueden encontrar los nombres mas raros.


Les dejo una pequeña lista de los nombres de habitantes de este pueblo , sacado de la página oficial de esta localidad :



AaronAbisinioAciscloAdalberto
AdelfoAdelinaAditaAfrica
AfrodisiaAgapitoAgurioAlarico
AlejandraAlejandrinoAmbrosioAnastasio
AnesiaAnisiaAnselmaAntimo
ApronianoArandillaArcadioArminda
ArnulfoArquisioArtemioAsia
AtaulfoAtilanoAudaAuralia
AurelianoAurelioAureoAusberto
AusencioAuspicioAustringilianoBaldomero
BaraquisioBasiliaBatildeBelinda
BeniciaBenildeBerenguerBernabela
BertaBlasaBonifacioBruno
BurgundóforaCaifasCancionilaCandelas
CandidaCanutaCasildaCasto
CatalinaCecelioCeferinoCelerino
CelestinoCelinaCelsoCenobio
CesareoCilinaCiltaCipriano
CiraCiriacoClaudianoClavelina
ClicerioClodoaldoClodoveoClotilde
ConradaCrescencianoCrisantosCrispin
CrispinaCrispinianoCristetaDamiana
DativaDelioDeodatoDesiderio
DignaDigna VidiaDiodoroDionisia
DionisionDomitilaDonatilaDonato
DoraDoroteaDulcardoDulcinea
EdiltrudesEditaEfrénElacio
EleuterioElifioEligiaElizabet
EmerencianaEngraciaEpigmenioErcilio
ErmelindaErótidaEspeciosoEtelvina
EufemiaEufrasiaEufroniaEugaenio
EupxiquioEuqueriaEusebioEustaquia
EustaquioEustasioEutimioEvedina
EvelioEvenciaEvilasioEvodio
ExuparenciaFelicianaFelicianoFelicitas
FidenciaFidencioFidículaFiladelfo
FilogonioFilomenaFilonilaFirmo
FlavianoFloriaFlugencioFredesvinda
FructuosoFulgencioGamalielGaudencio
GelasioGertrudisGláfiraGlicerio
GracianoGracilianoGregoriaGudelia
HeliodoroHeribertaHermiloHerminia
HerminioHermógenesHeronHerón
HerundinaHieronidesHildaHipólito
HonoriaHonorinaHonorioHugo
IgnaciaIldaIlidiaInocencia
InocenteIrandaIsabeloIsacio
IsaiasIsauraIsauroIsidra
IvesJonásJovinianoLadislao
LambertoLandelinoLaurentinoLaurio
LeocriciaLeonaLeonardoLeoncio
LeoniloLeonisaLeovinoLibia
LiborioLiciaLiciaLidia
LiduvinaLiriaLucianoLucinio
LucioLudovicoLupicianoLupicinio
LuzmitaMaerinoMagínMaita
MalaquiasMamertoMaravillasMarceonila
MarcianaMarinoMaximilianoMaximino
MayoricoMedardoMelchoraMelita
MelitónMeregildoMerencianaMetodio
MeurisMinervinaMiurisModesto
MolitónNarcisoNehemiasNelly
NemesioNeomisiaNicanorNicereta
NicolasaNicomedesNictoriaNilo
NinfaNitoriaObduliaObidia
OdilaOdiliaOlegarioOliva
OlvidoOnesiforoOrencioOria
OriaOrolioOrosiaOtilde
OtiliaOvidiaPancracioPantaleona
ParisioPatriciaPelayaPerpetua
PetroloPetronilaPlautilaPonciano
PorfirioPráxedesPresentaciónPrilidiano
PrimitivaPrimitivoPrimoPriscila
ProcopioPrudenciaPrudencioQuintiliano
QuintinQuiricioQuiteriaRainiera
RanulfoReginaReinaldoRemigio
RespicioRestitutaReverianoRogelio
RolandoRosauraRufaRufina
RufinoRupertoSagrarioSalvador
SamuelSandalioSantosSaturio
SaturninaSegismundoSemilianaSenen
SerapioSerenoSergiaSeveriano
SicilioSicilioSigericoSilvino
SindulfoSinesioSinforosaSinisio
SiraSiriaSulpicioTarsicio
TarsilaTeodomiroTeodosioTeófila
TeofiloTiolaTobiasToptisa
ToribioTrifónTrinoridesTroadio
UbinianoUrsicinaUrsulaValdomero
ValentinaValeriaValerianaVenancio
VicaentaVirísimaVistilaVito
VitorinaWalfridoWifredoXioé
ZenónZulimaAselaEleazaro
LucidiaNinfodoraEvilasioEstercacia
DioscoridesAcindinoIndalesiaHonorario
TeotisteEutiquio