sábado, 4 de diciembre de 2010

La ¿última? pataleta de los Controladores Aéreos.

Ya está bien. El teatro y el cachondeo duró lo suficiente como para abochornar a la media Europa que resiste el temporal de nieve. Que se vayan todos. O mejor, que los echen. Y que no vuelvan creerse intocables.

El gremio de Controladores Aereos juega esta noche con casi 250000 personas que están varadas en los aeropuertos españoles.Parece que el nuevo Real Decreto les ha puesto un poco moscas, porque ya no son los reyes del mambo. Ahora son vulnerables y cual niño enfadado patalean y dicen que no, que se acabó el estar "explotado".

Muy bien, pues como dicta el Decreto Ley se autoriza al presidente del Gobierno a transferir los centros de control de los aeropuertos civiles, dependientes de Aena, al ministerio de Defensa. Los militares se harán cargo de su labor controladora para que vuelva todo a la normalidad.

El incumplimiento por parte de los controladores aéreos de las directrices de Defensa en ese caso será considerado una infracción de la Ley de Seguridad Aérea y dará lugar a la exigencia de las responsabilidades civiles o penales que procedan.

Don Juan Carlos I sancionó (aprobación o autorización de cualquier Ley) desde Argentina donde se  encuentra  para participar en la XX Cumbre Iberoamericana

1 comentario:

  1. Bueno... a ver en que queda todo. Por el momento los controladores (aun que el gobierno hiciera el paripé del ejercito) le han metido un gol por toda la escuadra a algún que otro ministro.

    Los controladores han clavado la huelga, han conseguido lo que querían: que Pepiño Blanco, quien aun estaba sacando brillo a su medalla por la "correcta" finalización de la anterior crisis de controladores, palideciera como si hubiera visto a la santa compaña encarnada por un gobierno que ya se ve gritando desde la oposición.

    Sobre si está bien o mal lo que piden los controladores... pues hombre, a mi sinceramente me parece muy bien esta huelga (moralmente no, solo hay que ver a esos pobres trabajadores que querían irse hoy de vacaciones...), el momento fue una elección sublime y de esta forma le han plantado cara a un Pepiño que quería imponer una decisión por la fuerza (os bajáis el sueldo si o si). De esta forma los controladores dan un puñetazo sobre la mesa y le dicen al gallego que todo se puede negociar, pero no imponer.

    Ahora bien... ¿Por que protestan?. ¿Por sus sueldos?. Hasta donde yo sé, un controlador aéreo viene cobrando unos 300mil euros al año (en un aeropuerto como Barajas), lo que son más o menos unos 20mil al mes. Dicho así cualquiera firmaría para trabajar ahí...
    El lado menos positivo de ese sueldo es sin duda el pensar en el trabajo que hay que desempeñar: Estar metido en una habitación repleta de ordenadores y pantallas controlando el espacio aéreo de una zona, haciendo los cálculos necesarios a la vez que vigilas que todo esté en orden y todo ello con la presión de que los aviones tienen que seguir un horario preciso y que tienes en tus manos la vida de todos esos pasajeros... Es quizás este punto el que me haga sospechar que no es una tarea tan fácil como a todos esos que gritan consignas anti-controladores les puede parecer...

    Está bien, aceptemos que es una profesión con mucho estrés y que puede llegar a quemar al trabajador, así que les corresponde un sueldo decente (más que nada por que si no se les incentiva con un sueldo bueno, ni dios iba a querer ser controlador...). Ahora bien... 300mil al año me parece pasarse (y eso sin contar lo que cobrarán los jefes y los que tienen muchísima antigüedad)................... aunque por otro lado, la ministra Leire Pajin tiene un sueldo de unos 250mil euros al año, así que si hacemos una regla de tres aplicando sueldo y trabajo... creo que a los controladores les correspondería unos cuantos millones más de euros al año para equiparar funciones con sueldo!.

    ResponderEliminar