jueves, 21 de julio de 2011

600 euros para evitar más comas etílicos

A veces una conversación puede asentar muchos comportamientos, formas de entender la diversión, el respeto por el mobiliario público, actitudes de limpieza... Y si no lo puede hacer una conversación, lo hará una buena multa. Quizás luego se tenga que hablar con más... calma.




600 euros tendrán que pagar los padres de los menores que celebren botellón en cualquier lugar compostelano. Este medida intenta disminuir los casos de contaminación etílicas que, desgraciadamente, cada vez son más frecuentes en el servicio de Urgencias del Hospital Clínico (75 en menores  en lo que va da año)


Además de las sanciones, otra de las actuaciones previstas consiste en que la Policía Local realice identificaciones in situ a fin de detectar la presencia de menores. Las medidas se tomarán a partir de septiembre.


Desgraciadamente  si no nos tocan la cartera no nos damos cuenta del peligro. Sigo sin entender que hace un chaval de 14 años bebiendo en un banco de la Alameda a las 2 de la mañana. Y mucho menos entiendo el comportamiento de los padres. Luego siempre soltarán lo de : "Mi hijo no".


Pero esto solo pasa en España. Nuestro país exporta al mundo la cultura del Flamenco, la paella, los toros y el botellón. 


Y no tenemos unas medidas tan duras, ni un control tan extremo. Conozco a una persona que estuvo de Erasmus en Italia. Hicieron una fiesta en el piso y la policía acudió a intentar reducir el nivel de ruído. La consecuente multa no fue para los arrendados, si no para el arrendatario. Tuvieron que dejar el piso. 


Es necesario una concienciación global. Sólo así se podrá atajar el problema del Botellón y sus variantes.


Fuente

1 comentario:

  1. Es un problema puramente educativo. No se puede hacer nada con un política punitiva por que la policía no puede estar en todas partes.

    ResponderEliminar