martes, 31 de enero de 2012

Retales del día 31 de Enero

Contaba el sabio Esopo una fábula en la que, un cuervo lograba sacar su comida de una jarra profunda, mediante la introducción de guijarros en la misma, haciendo que el nivel del líquido subiese hasta ponerse al alcance de su pico.

Pues bien, lejos de la fábula, Christopher Bird, investigador de la universidad de Cambridge, demostró mediante sus experimentos con grajos - una de las muchas especies de córvidos- que, si colocaba un apetitoso gusano en el fondo un recipiente de cuello largo y estrecho con agua en su interior, las aves lograrían alcanzarlo medienta la introducción de piedrecillas para lograr la elevación del nivel del agua y capturar su presa.

Lo más sorprendente fue, sin embargo, que los córvidos sabían con exactitud cuantas piedras necesitarían para completar la maniobra. Sorprendente, ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario