domingo, 11 de marzo de 2012

192 lágrimas

Se apagaron las miradas,
justo cuando el alba se despereza,
entre las vías ausentes de cielo,
crecen flores ausentes de aroma,
y llenas de aquel reflejo atormentado,
que llaman miedo.

Once son los besos olvidados,
once los muros que levantamos sin quererlo,
once los rencores que no conseguimos enterrar,
once las partidas jugadas y jamás terminadas,
once los sueños encerrados en vagones,
once  los motivos rasurados por el olvido,
once los meses de un año huérfano de marzo.


Y volverá a amanecer,
entre los rieles de esperanza marchita,
entre los gritos ahogados, por tanto rencor,
en aquel viaje de cercanías que une sin presagios,
el corazón con el temor de no despertar,


Once son los días sin lluvia,
once los senderos que no consideramos,
once los aromas a máquinas de vapor,
once los abrazos que nos merecemos,
once las caricias que soñé,
once las lágrimas que os debo
once los meses de un año huérfano de marzo



 In Memoriam  

Dedicado a las 192 víctimas de los fatídicos Atentados del 11 de Marzo de 2004 en Atocha.


1 comentario:

  1. Me uno a ese memorial.

    Muy bonitas palabras, Juan

    Saludos,

    R

    ResponderEliminar