viernes, 16 de marzo de 2012

Detergente como divisa en el mercado negro. Retales del 16 de marzo


Los supermercados de Estados Unidos han empezado a ingeniar medidas de seguridad para acabar con los robos de un determinado detergente líquido. Los hurtos se han multiplicado por todo el país y en algunos casos se han vuelto sistemáticos durante 15 meses, por valor de 25.000 dólares.

El fenómeno responde siempre a parámetros similares. El ladrón es reincidente, roba varias botellas a la vez, puede cometer el robo en grupo, usa el carro de la compra, aparca el automóvil cerca del supermercado y escoge una marca determinada: Tide. Este detergente líquido suman décadas de historia en el país. Es distribuido por la multinacional Procter & Gamble y su precio oscila entre los nueve y los veinte dólares por botella. Le llaman  El líquido de oro y según los vendedores, su elevado precio podría ser la causa de los robos.

Sin embargo, las botellas de Tide se venden con facilidad en el mercado negro y a precios mucho más asequibles para los hogares estadounidenses. "Se ha convertido, al parecer, en una divisa más en el mercado negro", apuntaron los responsables editoriales del medio especializado en consumo al por menor The Consumerist. Incluso hay casos en que los recipientes llenos de Tide se usan de permuta en el tráfico de droga, según declaró un agente de policía del estado de Maryland a CNN.

Los supermercados han empezado a anunciar medidas para combatir el problema. La cadena de tiendas CVS por ejemplo, empezó en las últimas semanas a instalar chips electrónicos a los envases de detergente líquido de esta marca, como si se tratara de uno de los productos más exclusivos e inaccesibles de sus establecimientos.

Pese a salir ahora a la luz, los vendedores estadounidenses aseguran que el robo de detergente de alta gama se produce desde hace años, pero que en los últimos tiempos se ha incrementado


Fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario