jueves, 1 de marzo de 2012

El delirio radical que agita la calle cuando puede.


Convocar una protesta el 11 M es indecente, señores políticos están en todo su derecho a manifestarse, con una condición. Que no haya en sus palabras incitaciones a las revueltas, está claro que hay dos formas de protestar, la pacífica y la violenta, pero la quema de coches y contenedores no es defendible, el gobierno debe saber su mal estar, no es lo mismo manifestarse que ponerse una capucha para agredir, o se tiene clara esa diferencia o entonces vamos a la revuelta social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario