jueves, 3 de enero de 2013

Despojos


Peonza, es el girar de mis sentidos vacíos,
el devenir reiterado de noches sin aroma,
un corredor sin carreras de fondo, manías.

Cafés que dejan el poso en el lagrimal, 
gotas secas por el paso aciago de horas de plenilunio,
recuerdos que eran cuerdos, cuando los enterré.

Látigos de poesía, granizada de clavos de tierra,
donde no se pueden plantar azucenas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario