sábado, 18 de enero de 2014

5 minutos para el fin del mundo.



Imaginaros un reloj común y que en él, las 00:00 representan la hora del apocalípsis. La hora del juicio final. El fin del planeta tierra, de su biodiverisdad, de todo atisbo de vida.Pues ese reloj existe y apenas nos quedan cinco minutos. 


La citada máquina de medir el tiempo se creó en 1947 en la Universidad de Chicago.Su función es indicar como se encuentra la situación de la Tierra frente a factores externos,es decir,es un indicador de su vulnerabilidad. Cuanto más cercano está el minutero de las 00:00 más vulnerable y más amenaza de destrucción soporta nuestro pequeño planeta azul.

Reloj del Juicio Final
¿Cómo se mide este indice de vulnabirilidad? Este reloj se mantiene en esta posición desde enero de 2012. Y la variabilidad ( o si lo prefieren, los minutos que nos queda antes de desaparecer) se mide  según la situación política,ecológica, científica y militar en todo el mundo.  En esta última "revisión horaria", los científicos han decidido que el riesgo de una catástrofe tecnológica mortal para la civilización es  alta, y que las manecillas, por tanto, deben permanecer a cinco minutos para la medianoche. 


Pero tranquilos. Las agujas del reloj han estado ya en numerosas ocasiones cerca de la hora del desastre. Algunas destacadas son:
  • El peor momento en sus 57 años de vida fue en 1953, cuando solo faltaban dos minutos para  las doce debido a  la primera explosión de una bomba de hidrógeno por parte de Estados Unidos. 
  • Durante la Guerra Fría concretamente en 1962, con la crisis de los misiles de Cuba
  • En 1984, faltaron tres minutos  para la hecatombe como respuesta a la carrera armamentística en la recta final de la Guerra Fría.
¿Qué nos indica este factor? Pues que no podemos dormirnos, nosotros somos la incognita de la ecuación, los responsables de los factores de riesgos.

El que suenen las últimas campanadas del planeta depende de nuestros actos. Sólo de nosotros.



Fuente: ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario