domingo, 2 de febrero de 2014

Viganella y el milagro de la luz.


Viganella es un pequeño pueblo italiano situado en los Alpes, concretamente en el valle de Antrona. Es un pueblo pequeño de unos 200 habitantes que tiene una pecularidad; debido a estar situada frente a la imponente cadena montañosa, sus vecinos no ven la luz del sol desde el 11 de noviembre al 2 de febrero, lo que supone no disfrutar de los rayos del sol durante 80 días. Pero esto se solucionó con la imaginación de Giacorno Bozani.
Situación de Viganella y su espejo.ABC

Este arquitecto y diseñador de relojes de sol diseñó un espejo que, colocado en la montaña , reflejara la luz del sol en un punto concreto: la plaza del pueblo. ¡Y que espejo! hablamos de una estructura de 40 metros cuadrados, situados a casi 1000 metros por encima de la localidad.

Espejo de Viganella en funcionamiento. ABC

Bozani diseñó un sistema por el cual el espejo rastrea el sol, girando e inclinándose según la posición del astro  para que la plaza esté siempre iluminada,siendo capaz el mismo de iluminar sus  250 metros cuadrados
Plaza de Viganella iluminada. ABC
Desde Diciembre de 2006, cuando fue instalado el espejo, Viganella puede disfrutar de su reloj de sol.

Como curiosidad destacar que el espejo fue construído en Huelva, ciudad hermanada con el pueblo italiano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario