miércoles, 30 de julio de 2014

Energía nuclear II : Seguridad y diseño en las Centrales Nucleares

Es bien sabido el funcionamiento de una central nuclear y como usa la desintegración nuclear para calentar agua y así accionar las turbinas que generarán energía eléctrica. Pero, ¿cuáles son niveles de seguridad y los diferentes sistemas de protección que tiene una Central Nuclear?


Niveles o escalones de seguridad


La seguridad nuclear tiene como objetivo reducir la probabilidad de que ocurra un accidente y mitigar sus consecuencias, caso de que ese accidente se produjera; el principio básico en el diseño de una central nuclear se describe como defensa en profundidad expresado en tres  niveles o escalones de seguridad:
  • Primer escalón: consiste en impedir la desviación respecto al funcionamiento normal, es decir en hacer estable el funcionamiento de las centrales, para lo que éstas se diseñan, construyen y operan con arreglo a niveles de calidad y prácticas de ingeniería adecuadas.
  • Segundo escalón: su finalidad es detectar e interrumpir las desviaciones, respecto a las condiciones de funcionamiento normal, para evitar que los incidentes operacionales que puedan ocurrir se agraven hasta convertirse en condiciones de accidente.
  • Tercer escalón: se supone que, aunque sea muy improbable, es posible que ciertos incidentes operacionales no sean interrumpidos por los escalones precedentes, por lo que se incorporan equipos y procedimientos adicionales para controlar las condiciones de accidente resultantes, evitando que se produzcan daños al núcleo y la liberación al medio ambiente de material radiactivo.

Otros factores de protección


Después del tercer escalón existen otros factores que contribuyen a la protección del público y del personal del emplazamiento, como:
  • La incorporación a la central de elementos complementarios específicos para mitigar las consecuencias de sucesos de muy baja probabilidad que excedan las bases de diseño (accidentes severos o accidentes con daño al núcleo).
  • La aplicación de planes de emergencia, incluyendo distintas medidas de protección a las personas.
El objetivo más importante en el diseño y en la construcción de una central nuclear es asegurar que todas las radiaciones e isótopos radiactivos, contenidos fundamentalmente en el interior del reactor y consistentes en productos de fisión, se mantienen confinados. Además otro objetivo importante consiste en que los vertidos al medio ambiente estén bajo un cuidadoso control y que las cantidades vertidas se midan y se mantengan dentro del rango de los valores considerados como aceptables.
La emisión de radiación hacia el exterior de la central se controla con el empleo de blindajes con suficiente espesor para absorber las radiaciones emitidas.

Múltiples barreras de seguridad


El escape de materiales radiactivos se evita mediante el empleo de barreras de seguridad múltiples; cada una de las cuales contiene a las anteriores. Así, antes de que un material radiactivo se vierta accidentalmente al exterior ha de superar las sucesivas barreras de contención. En principio se pueden considerar las siguientes:
  • La vaina que envuelve las pastillas combustibles.
  • El circuito primario (o barrera de presión).
  • La contención.
A veces se considera como la primera barrera la propia pastilla de combustible, al tratarse de un material cerámico. Pero una visión más rigurosa de la realidad considera la pastilla sólo como una barrera parcial.
Para controlar el funcionamiento del reactor existen una serie de sistemas de accionamiento de las barras de control, así como sistemas de instrumentación que permiten vigilar su comportamiento y medir los valores de los parámetros característicos (flujo de neutrones, temperaturas, presión, nivel del refrigerante en la vasija, etc.): son los sistemas de control del reactor.
Todos los parámetros vitales del reactor y los sistemas asociados tienen establecidos unos valores límites, de tal manera que al superarse cualquiera de ellos, se produce de manera automática la parada del reactor por la rápida inserción de las barras de control (a este fenómeno se le llama "disparo"); esta actuación se produce en el denominado sistema de protección del reactor, que, asimismo, produce el arranque automático de sistemas de seguridad (refrigeración, ventilación, alimentación eléctrica, aislamiento del edificio de contención,...) en caso de darse unas condiciones predeterminadas. El núcleo del reactor está colocado dentro de una vasija gigantesca de acero diseñada para que si ocurre un accidente no salga radiación al ambiente.
Esta vasija junto con el generador de vapor están colocados en un edificio construido con grandes medidas de seguridad con paredes de hormigón armado de uno a dos metros de espesor diseñadas para soportar terremotos, huracanes y hasta colisiones de aviones que chocaran contra él.

lunes, 28 de julio de 2014

Lincoln y Kennedy. "Casualidades de la Vida"



El mundo está lleno de casualidades. Posiblemente existan muchísimas sincronías entre personas anónimas que jamás se conocerán y de las cuales nunca tendremos noticia ¿Pero que pasa si se entrelazan vidas de personajes históricos estudiadas por expertos?

Un estudio realizado en los años 80 por una revista norteamericana descubrió de forma fortuíta la increíble semejanza entre las vidas (tanto públicas como privadas ) de dos de los presidentes más influyentes en la historia de los Estados Unidos de América:  Lincoln y Kennedy.Algunas de ellas, las más importantes, las muestro a continuación.Como primera "coincidencia" señalaremos el hecho, ya evidente, de que ambos, Lincoln y Kennedy, fueron presidentes de los Estados Unidos.
  • Tanto Lincoln como Kennedy murieron asesinados: el presidente Lincoln fue asesinado en un viernes, y en un viernes fue también asesinado el presidente Kennedy.
  • El presidente Lincoln fue herido de bala por la espalda mientras estaba sentado en un palco del teatro (teatro Ford). El presidente Kennedy fue herido de bala por la espalda mientras estaba sentado en un automóvil (Un Ford Lincoln)
  • Todos hemos leído que el presidente Lincoln, junto a su mujer y rodeado de mucha gente, disfrutaba de una representación teatral en el momento de ser asesinado. El presidente Kennedy estaba visitando Dallas, Texas. El también se encontraba acompañado de su esposa y entre la multitud, que le aclamaba mientras pasaba, en el momento de su muerte.
  • Un hombre llamado Jhonson sucedió al presidente Lincoln. Jhonson fue presidente después del presidente Lincoln. En Texas, el presidente Kennedy fue asesinado y el vicepresidente Jhonson juró como presidente de los Estados Unidos., a bordo de un avión que trasladaba de vuelta a la capital el cuerpo del presidente muerto y el del nuevo presidente vivo. Jhonson, pues, es el nombre de ambos sucesores.
  • El Jhonson que sucedió al presidente Lincoln era demócrata del sur de los Estados Unidos , y Lindon Jhonson, que sucedió al presidente Kennedy, también era demócrata del sur, de Texas.
  • Lincoln fue elegido para desempeñar su cargo de presidente el año 1860.  Kennedy fue presidente en 1960, cien años después.
  • El sucesor de Lincoln fue Andrew Jhonson. Andrew Jhonson nació en 1808, y el Jhonson que sucedió al presidente Kennedy nació en 1908.
  • Lincoln fue asesinado por un individuo bastante extraño, un total resentido si hemos de creer las noticias que ahora son historia; ese asesino fue John Wilkes Booth, que nació en 1839. Lee Harvey Oswald que, según se afirmó, asesinó al presidente Kennedy, parece haber sido también un tipo de persona totalmente insatisfecha, un resentido, que frecuentemente se hallaba en dificultades. Nació en 1939.
Esperen que aún hay más....
  • Booth fue asesinado antes de que pudiera comparecer ante un tribunal, lo mimo que Oswald, asesinado también mientras era conducido por la policía y antes de que pudiera comparecer ante el tribunal.
  • Estas coincidencias que hemos visto se extienden no sólo a los presidentes y a sus asesinos, sino también a sus esposas, porque la señora de Lincoln, esposa del presidente Lincoln, perdió un hijo durante su residencia en la Casa Blanca; y la señora de Kennedy, esposa del presidente Kennedy, perdió un hijo también durante su residencia en la Casa Blanca.
  • Lincoln tenía un secretario, de apellido Kennedy. El secretario Kennedy advirtió vivamente al presidente Lincoln que no fuera al teatro donde fue asesinado. El presidente Kennedy también tenía un secretario, de apellido Lincoln. El secretario Lincoln advirtió al presidente Kennedy que no fuera a Dallas.
  • John Wilkes Booth tiró contra el presidente Lincoln por la espalda mientras el presidente asistía a una representación de teatro y corrió a esconderse en un depósito. Lee Harvey Oswald tiró contra el presidente Kennedy desde un depósito y corrió a esconderse en un teatro. 
  • El presidente Lincoln y el presidente Kennedy tenían la misma estatura  (1,83 m. de altura).
  • L.I.N.C.O.L.N., son siete letras. Si contamos K.E.N.N.E.D.Y., encontramos que también son siete letras.
  • Si hacemos lo mismo con JOHN WILKES BOOTH, hallaremos que son quince letras las mismas que LEE HARVEY OSWALD 

¿Creen en la casualidad?

viernes, 25 de julio de 2014

Helio-3, la Luna y nuestro (posible) futuro energético

Estable y no radioactivo. Estas pueden ser dos de las características fundamentales del Helio-3,un isótopo del gas Helio del que existen grandes reservas en la luna. Tanta cantidad que  podría proveer de energía a la tierra durante 5000 años.



Y es que nuestro inseparable compañero en el peregrinar espacial puede ser la solución a la cada más necesaria globalización energética en un planeta casi saturado y prácticamente al borde del colapso debido a la extraordinaria demanda de energía y los productos secundarios producidos en la obtención de la misma.

Dicho claramente: En la luna hay suficiente Helio-3 como para sustituir de forma drástica el uso de petróleo.

Desde el punto de vista químico su estructura y propiedades lo hacen fabuloso para utilizarlo como combustible en las plantas de fusión nuclear, en la cual se llevarían a cabo las mismas reacciones que dan lugar a la energía del sol. Los residuos formados serían inertes ya que este combustible nuclear no tiene propiedades radioactivas. Se liberaría Helio, un gas noble, neutro y con escasa reactividad.

Pero la pregunta del millón es,¿existe este isótopo en la Tierra? El Helio-3 es un gas muy escaso en la tierra. Básicamente procede del interior de las estrellas y lo produce el Sol en su continua combustión. El viento solar lo transporta por el espacio, pero nuestra atmósfera y el campo magnético terrestre lo rechazan.El poco que hay se encuentra en el polvo de los meteoritos que se precipitan sobre nuestra corteza.


Esquema de la fusión nuclear del Helio-3 para la obtención de energía eléctrica



Ahora viene lo bueno; se estima que en la Luna hay sobre un millón de toneladas de Helio-3.Para que se hagan una idea 25 toneladas de este gas cubrirían las necesidades energéticas de la Unión Europea durante un año.Si comparamos las diferentes formas de energía, una tonelada de Helio-3 produciría una energía equivalente a la quema de unos 15 millones de toneladas de petroleo. Casi nada.

Pero, ¿el descubrimiento del Helio-3 en la Luna es reciente? Relativamente. Se conoce su existencia desde 1977. En aquellos años la nave Apolo 17 recogió una serie de muestras en su misión en la Lun.Entre ellas destaca la muestra  #75501, en la cual se descubrieron pequeñas burbujas de Helio-3.

Desde aquellas han pasado 37 años y la solución a nuestros problemas energéticos está ahí arriba. Orbitando a nuestro alrededor.Esperándonos. Se necesitaría una gran inversión para esta empresa, pero no olviden una cosa: hace 45 años pisamos la Luna por primera vez. Las diferentes misiones Apollo le costaron al gobierno de Estados Unidos la friolera de 22 mil millones de dólares de 1966 ( unos 135 mil millones de dólares actuales), y desde las mismas no se volvió a la luna. Quizás es que no interesa demasiado invertir en el futuro y si en la destrucción lenta y progresiva de nuestro planeta, a causa de la contaminación generada por el estres energético.O quizás, los diferentes gobiernos no vean el beneficio directo que sí obtienen con la dependencia petrolífera. 

 


jueves, 24 de julio de 2014

Cicatrices que no han dejado de llover

Lo primero que recuerdo era el silencio de los feriantes, y ese latido de angustia en el aire que zarandeaba las ramas de los árboles de la Alameda solo interrumpido por el el griterío de sirenas que llegaban del sur. Y de repente la marea de gente. Colapsaban el Franco con la mirada perdida como contando las gotas de lluvia en en el empedrado que desemboca en Porta Faxeira, Nadie hablaba, solo se oían algunos teléfonos :"Estamos Bien".
Entonces me di cuenta de que las pesadillas a veces suceden en este mundo.
Lo segundo que recuerdo y ahora emborrono en este papel es la inmensa cola de gente para donar sangre y la cara de la enfermera en estado de shock, con alguna lágrima por la cara al ver la respuesta ciudadadana. Distintas personas, el mismo (otra vez) silencio. 

Y es que aquella noche se demostró que el Espíritu de Angrois, lo llevamos todos dentro. Aquellas gente que, cuando dos semanas después me acerqué hasta el lugar, se emocionaban al relatar el suceso, con tanto dolor, que al apretar los dientes, la rabia se podía sentir en la mirada. Algunos apretaban el puño acordándose de algunos políticos, otros simplemente no podían hablar, No hay palabras para recoger tantas ilusiones perdidas. En ese momento pasó un tren. Y con la mirada perdida, miraban su traqueteo, mientras se cogían del hombro.






Y como dice Sabina: "Y la vida siguió, como siguen las cosas que no tienen mucho sentido"

Los días pasaron atragantándose al respirar y la Noria de aquel Apóstol giraba con una inercia desganada, ni siquiera los pájaros tenían el mismo canto. Otoño en pleno Julio. 

Desempolvando versos me acuerdo de algo que escribí aquel fatíídico Día de Galicia, jueves 25 de Julio de 2013.

Recuerdo perfectamente la frase con la que cerré casi sin fuerzas la entrada.

Maldita sea, ojalá nunca tuviera que escribir esto. 

Ojalá.



Ahora sois poesía,

suspiros sin lágrimas ni nubes negras,
lluvia que seca el rocío,
corazones de azul y blanco,
abrazos sin espera,
el agobio de la alegría,
soledad entre el gentío.



Ahora sois poesía,
setenta y ocho sonetos, repletos de luz,
rimas asonantes, acentos de cariño,
regatos de vida, camino de vuelta,
la mirada de mis ojos, en el mar, el azul,
Compostela de angustia repleta.



Ahora sois poesía,
cantigas, recuerdo, bastones peregrinos,
héroes de Angrois, donantes de esperanza,
sudor de bombero, lágrimas de policía,
abrazos de edredón,  futuro de caricias.



Si, ahora sois poesía,
charcos de llanto por el Vilar,
piedras silenciosas, sirenas varadas,
ronroneo de las riberas del Sar,
Alameda desalmada, de orquestas enlutadas.



ya están saliendo, poco a poco, ¿no los veis?
Allí en el horizonte de esta noche con desvelo,

Son setenta y ocho trenes hacia el cielo.