viernes, 25 de julio de 2014

Helio-3, la Luna y nuestro (posible) futuro energético

Estable y no radioactivo. Estas pueden ser dos de las características fundamentales del Helio-3,un isótopo del gas Helio del que existen grandes reservas en la luna. Tanta cantidad que  podría proveer de energía a la tierra durante 5000 años.



Y es que nuestro inseparable compañero en el peregrinar espacial puede ser la solución a la cada más necesaria globalización energética en un planeta casi saturado y prácticamente al borde del colapso debido a la extraordinaria demanda de energía y los productos secundarios producidos en la obtención de la misma.

Dicho claramente: En la luna hay suficiente Helio-3 como para sustituir de forma drástica el uso de petróleo.

Desde el punto de vista químico su estructura y propiedades lo hacen fabuloso para utilizarlo como combustible en las plantas de fusión nuclear, en la cual se llevarían a cabo las mismas reacciones que dan lugar a la energía del sol. Los residuos formados serían inertes ya que este combustible nuclear no tiene propiedades radioactivas. Se liberaría Helio, un gas noble, neutro y con escasa reactividad.

Pero la pregunta del millón es,¿existe este isótopo en la Tierra? El Helio-3 es un gas muy escaso en la tierra. Básicamente procede del interior de las estrellas y lo produce el Sol en su continua combustión. El viento solar lo transporta por el espacio, pero nuestra atmósfera y el campo magnético terrestre lo rechazan.El poco que hay se encuentra en el polvo de los meteoritos que se precipitan sobre nuestra corteza.


Esquema de la fusión nuclear del Helio-3 para la obtención de energía eléctrica



Ahora viene lo bueno; se estima que en la Luna hay sobre un millón de toneladas de Helio-3.Para que se hagan una idea 25 toneladas de este gas cubrirían las necesidades energéticas de la Unión Europea durante un año.Si comparamos las diferentes formas de energía, una tonelada de Helio-3 produciría una energía equivalente a la quema de unos 15 millones de toneladas de petroleo. Casi nada.

Pero, ¿el descubrimiento del Helio-3 en la Luna es reciente? Relativamente. Se conoce su existencia desde 1977. En aquellos años la nave Apolo 17 recogió una serie de muestras en su misión en la Lun.Entre ellas destaca la muestra  #75501, en la cual se descubrieron pequeñas burbujas de Helio-3.

Desde aquellas han pasado 37 años y la solución a nuestros problemas energéticos está ahí arriba. Orbitando a nuestro alrededor.Esperándonos. Se necesitaría una gran inversión para esta empresa, pero no olviden una cosa: hace 45 años pisamos la Luna por primera vez. Las diferentes misiones Apollo le costaron al gobierno de Estados Unidos la friolera de 22 mil millones de dólares de 1966 ( unos 135 mil millones de dólares actuales), y desde las mismas no se volvió a la luna. Quizás es que no interesa demasiado invertir en el futuro y si en la destrucción lenta y progresiva de nuestro planeta, a causa de la contaminación generada por el estres energético.O quizás, los diferentes gobiernos no vean el beneficio directo que sí obtienen con la dependencia petrolífera. 

 


1 comentario: