lunes, 4 de agosto de 2014

Cajón de sastre: El orginen de las notas musicales

Ut queant laxis
Re sonare fibris
Mira gestorum
Famuli torum
Solve polluti
Labii reatum
Sancte Iohannes.




No, no se asusten, no vamos a realizar un post en este blog empleando lenguas muertas. Lo que pueden leer en el encabezado es un poema es la primera estrofa de un himno litúrgico en honor a San Juan Bautista compuesto por Paulo el Diácono.. El monje benedictino Guido d'Arezzo (995-1050) le dio el nombre que hoy conocemos a las notas musicales extrayendo las sílabas de cada hemistiquio y las dos iniciales del último verso, de esta manera:







Ut queant laxis
Re sonare fibris
Mira gestorum
Famuli torum
Solve polluti
Labii reatum
Sancte Iohannes.
D'Arezzo denominó a este sistema solmización, que posteriormente pasaría a denominarse solfeo. Este sistema tuvo tantísimo éxito que el Papa ordenó su introducción en las escuelas eclesiásticas de música

En un principio de utilizaron seis notas : Ut, Re , Mi, Fa, Sol , La . La nota Si no se introdujo hasta el siglo XVI ya que la séptima nota se consideraba  un tono diabólico. 

Si se fijan a la nota Do se le denominó en un principio Ut. En el siglo XVIII se cambió por Do (Dominus o Señor). La razón de este cambio fue básicamente que la sílaba acabada en vocal era mas sencilla de cantar.

Y así nació la notación musical actual : Do, Re , Mi, Fa, Sol , La , Si



No hay comentarios:

Publicar un comentario