lunes, 25 de agosto de 2014

La Dulzura

Asómate,

vuelve la vista atrás, al pasado del pasado,
como una canción revertida, pobre de armonía,
sin acentos en "corazón", 
sin puntos a parte,
con las manos rotas,¿quién regala caricias?,
con alma de velcro para que se peguen los recuerdos.


Asómate,

al desdén de los días,a la dulzura de una strato,
(una pluma quemada en la tinta negra de las horas)
al ronroneo del viento, que anuncia tormenta,
tormenta, cuna de miedo y locura,
por fin llegará la calma,
la primavera eterna. Otoño de marzo valdío.



Asómate Luna
y ponte la falda.



Llega la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario