sábado, 25 de abril de 2015

Memoria de jóvenes lemavos (I) . La Sinfonola

Quizás, tú, adolescente que lees estas lineas, lo que viene a continuación te suene pasado de moda, disuelto en un tufillo de melancolía, cerrado con polvo de años caducados. Te sonará a pasado, pero fue uno de tantos momentos que marcan ciertas pauta a seguir en la rutina de los días. 


Pasen y vean. Mejor oigan, porque esto va de radio.



Lo recuerdo con mucha claridad, una cinta de 90 minutos TDK, no hacía falta que fuera de cromo. No había torrent, ni MEGA, ni mp3, mi walkman tenía pletina para cassette (¡con autoreverse!) veíamos películas en VHS. Nuestra red social era el parque del Vivero y nada de mensajería instantánea, llamadas contadas por el teléfono fijo y si no a llamar al portal estropeando alguna que otra siesta parental. Luego la hora de la merienda, un par de capítulos de Son Goku y de las aventuras científicas del loco mundo de Beakman, justo para hacer tiempo para encender la Radio. Sonaba ese coro vocal diciendo que Monforte era Principal. Comenzaba la Sinfonola.

Y es que teníamos un plan bárbaro, los colegas nos turnábamos para llamar y pedir canciones, Rafa las pinchaba con dedicatoria y las grabábamos en cinta. Fácil y sencillo. Luego nos dejabámos las cinta. Como decía Quique González en una de sus canciones, ¡Cuando éramos reyes!

Y así tardes y tardes, conociendo nuevos artistas, nuevas formas de entender la música. Era mágico. Una llamada y de repente tus deseos musicales se convertían en realidad. Y luego el fardar de que ayer te saludaron por la Radio. Eso no hay retweet que lo iguale.

A muchos de nosotros las horas las marcaba rumbo del rombo Renault. Nosotros éramos de la Sinfonola. Y lo seguimos siendo. Eso si que era una buena red social y a que ahora tiene su continuación en un grupo de Facebook. Amor por la música. 


Gracias por todo Rafa. Por todo.

1 comentario:

  1. Te entiendo perfectamente, será por que no soy un chaval, jeje. Pero escuchar la radio y ya no te digo ser nombrado,era veradera poesía para los oidos y el corazón bombeando adrenalina natural.

    ResponderEliminar