lunes, 14 de septiembre de 2015

Necio


Necio,
como un rugir de sueño,
el más febril de los otoños,
el más liviano de los fardos rotos.

Necio,
como las palabras sin eco,
tu garganta llena de maleza,
mi subir al fondo de aquel foso.

Necio,
como las semillas de vejez,
como un abrazo de pereza,
verjas del día después,

Descanso del que añora seguir caminando.




Foto original de Guillermo Díaz