miércoles, 24 de agosto de 2016

Memoria de jóvenes lemavos (II) . Monforte es Principal

25 años pegado al 97 de la modulada.

A una forma de entender la radio, como abrazo directo con el oyente. Cercanía en cada acento silbado a las ondas. Algo que sólo se valora cuando se deja de escuchar.

Escribí hace tiempo en este cuaderno que tengo medio olvidado en el cajón de la rutina, lo que significaba para mí la Sinfonola, Rafa Aguiar, la radio. No quisiera repetir mis palabras, pero me sentía en deuda casi moral, con la Principal. Y en esto que se celebra el 25 aniversario....

Una llamada rápida a Rafa (que me dan ganas de pedirle Money for Nothing de los Dire Straits y dedicarla) para comentarle que cuenten con mi colaboración en lo que necesite. Fotos. Necesito Fotos. Pues nada, ¡a eso vamos!

Hoy pisé por primera vez los estudios de Radio Principal. Sentí la añoranza del recuerdo feliz. Es difícil de explicar con palabras. Yo ya había estado allí, cuando aun tenía barba ni existía conexión a internet. Mi primera visita. Y me aseguran que no será la última.

Me gustaría desear a Radio Principal y a sus profesionales otros 25 años de abrazos y cercanía. El éxito es fugaz. Lo que queda atrás siempre es el trabajo y las personas y el privilegio de haber hecho a alguien feliz. Sentiros muy orgullosos de los que habéis conseguido hasta ahora.





Por cierto, siempre me habían dicho que si la voz del locutor te enamora, no te pases por la emisora. Guap@s no, ¡guapísim@s!