viernes, 9 de noviembre de 2018

La divinidad de Fibonacci

La serie de Fibonacci es una secuencia matemática que se forma sumando los dos elementos anteriores de la serie. Se inicia con 0 y 1 y a partir de ahí cada elemento es la suma de los dos anteriores: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144… Aparentemente, podría resultar una serie matemática cualquiera, sin más relevancia, pero no. Además de ser muy importante en la aplicación de diversas teorías(computación, matemáticas, configuraciones biológicas y teoría de juegos), es muy curioso y no deja de llamar la atención, como esta serie aparece en la naturaleza y en la vida cotidiana de una forma natural y casi mágica ya que proporciona una sensación de equilibrio y "divinidad" que ha fascinado a muchos artistas a lo largo de la historia.
¡Algunos ejemplos!
- Contando las escamas de una piña.
- En las ramas de los árboles, flores, y tallos. Se distribuyen siguiendo la serie para buscar el nivel óptimo de luz solar.
- El número de espirales en numerosos frutos .Por ejemplo los girasoles tienen 55 espirales en un sentido y 89 en el otro, o bien 89 y 144.
- También está presente en los huracanes, algunas galaxias, las conchas tipo trilobites...
- En partes corporales de seres humanos y animales, En la relación entre la altura de un ser humano y la altura de su ombligo, la relación entre la distancia del hombro a los dedos y la distancia del codo a los dedos o la relación entre las articulaciones de las manos y los pies.
- En el arte: en los violines, la ubicación de las efes. También aparece en las relaciones entre altura y ancho de los objetos y personas que aparecen en las obras de Miguel Ángel, Durero y Da Vinci, entre otros.










No hay comentarios:

Publicar un comentario