viernes, 18 de enero de 2019

Una tabla para gobernarlos a todos

Los elementos de la naturaleza se han agrupado de diversas formas a lo largo de la historia, pero fue hace  150 años cuando un ruso Dimitri Ivánovich Mendeléiev   presentó una tabla periódica para reunirlos a todos. Mendeléiev consiguió crear una tabla orgánica, capaz de organizar elementos químicos que no existían en la época que fue creada. Esta tabla organiza los elementos a partir del concepto masa atómica relativa y de las propiedades químico-físicas que comparten familias de elementos.


Para haceros una idea, la tabla nació en 1860 con 63 elementos químicos que eran los conocidos en esa época. Mendeléiev generó huecos en la tabla para poder introducir elementos que el suponía que existían pero no se habían descubierto. Y supuso bien. En años venideros se descubrieron elementos como el Galio, Escandio o Germanio.

En 1869 se decidió que la tabla de Mendeléiev se consideraba "completa" para su tiempo. Pero siguió creciendo.

En el vídeo que os mostramos a continuación del  científico y divulgador Jamie Gallagher podéis contemplar como la tabla se va llenando casi de manera mágica con los elementos químicos que se van descubriendo a finales del siglo XIX y principios del XX, comenzando por los que ya se conocían del siglo XVIII.  Es sorprendente el baile de elementos, como se van ensamblando a la tabla y rellenando los huecos que Mendeléiev predijo. Es un sistema vivo, que se completa, transforma y evoluciona.

Una de las cosas más fascinantes de esta evolución es el Tecnecio. Si os fijáis su hueco queda libre en medio de la tabla hasta que se descubre en 1937, con todos los elementos a su alrededor ya descubiertos.

Bravo por ti, Mendeléiev.


No hay comentarios:

Publicar un comentario